Publicado: 26 de Mayo de 2017


Una solución ideal para aquellos lugares que cuentan con una gran afluencia de personas son las puertas automáticas de cristal.

Este tipo de puertas ofrece una amplia variedad de ventajas, como su velocidad de apertura, ya que el sensor detecta la presencia de una persona y las puertas se abren de forma instantánea o su excelente mecanismo que no produce ningún ruido.

Ofrecen un funcionamiento sumamente eficaz. Si por cualquier circunstancia se cortara el suministro de energía o las baterías se encontrasen descargadas, el electrofreno se desconectaría de modo automático.

Este tipo de puertas son altamente seguras y pueden ofrecer apertura central o lateral, según necesidad.